Loading...

Alicante Gastronómica Solidaria consigue entregar 4.000 menús a personas sin recursos en menos de una semana

Hace menos de una semana, Alicante Gastronómica, el evento gastroturístico impulsado por la Diputación de Alicante, la Cámara de Comercio, Turismo Comunitat Valenciana e IFA, y que tuvo que ser aplazado al mes de septiembre a causa del Covid-19, decidió reconvertir su objetivo a corto plazo y poner gran parte de sus recursos a disposición de las personas más necesitadas.

“Nuestro principal activo son las empresas y los profesionales del sector gastronómico y turístico, que no han dudado un momento en donar grandes cantidades de alimentos y ponerse a trabajar de manera desinteresada para preparar cada día centenares de menús que son repartidos entre los colectivos más vulnerables de la provincia de Alicante”, recuerda el presidente Carlos Baño.

Alicante Gastronómica Solidaria comenzó su andadura el pasado martes con 300 menús y, en menos de una semana, ha conseguido entregar 4.000 entre los usuarios de diferentes asociaciones y oenegés alicantinas.

Así, este domingo se han elaborado 900 raciones de un menú compuesto de ensalada de pimientos, arroz de ave y verduras, pan y flan, que han sido entregadas a los usuarios de Cáritas, del albergue de Babel del Ayuntamiento Alicante, el comedor social La Prosperidad, la AAVV Zona Norte, la asociación Cristo Vive, Avesan de San Blas y la Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana (Faga).

Javier Ruvira, Secretario General de Cáritas Diocesana Alicante-Orihuela, entidad que reparte diariamente menús en el barrio de Juan XXIII de Alicante, ha querido destacar que Alicante Gastronómica Solidaria se ha convertido en un ejemplo de cómo hacer las cosas desde la profesionalidad de todos los agentes que intervienen. “Cada uno aporta lo que sabe hacer: los cocineros dar de comer, las empresas de alimentación donar productos de calidad y los voluntarios ofrecer su voluntad de ayudar y de esta forma cubrir las necesidades las personas mas vulnerables”.


Igualmente ha querido resaltar la importancia de que la alimentación sea de calidad, recordando que una buena nutrición es fundamental en la lucha contra la exclusión social. «Este es un ejemplo de que las cosas en la sociedad se pueden hacer de otra manera para tener como horizonte común el que nadie quede atrás», ha dicho.

Por su pare, Carlos Baño ha reconocido que “en esta primera semana nos hemos dado cuenta de dos cosas. La primera es la gran generosidad que reina en nuestra provincia. Sin la solidaridad de empresas, cocineros -famosos y anónimos- y voluntarios no podríamos haber multiplicado por diez la cantidad de menús inicialmente prevista. La segunda es, tristemente, haber constatado que cada día hay más personas que, a raíz de esta crisis, no tienen un plato de comida que llevarse a la boca y que todo lo que hagamos es poco”.

En este sentido, Baño ha explicado que el objetivo de Alicante Gastronómica Solidaria es ir sumando centros logísticos para poder ampliar la zona de asistencia solidaria. “Al CdT Alicante se suma el de Torrevieja en el que empezaremos a cocinar el próxima martes para dar cobertura a la demanda de ayuda que nos ha llegado de los municipios de la Vega Baja”.

El presidente de Alicante Gastronómica ha confirmado que “como ya ocurrió en el de Alicante, un equipo del Mando de Operaciones Especiales (MOE), con sede en el cuartel de Rabasa, está hoy domingo desinfectando las instalaciones del CdT Torrevieja para que podamos empezar a trabajar con todas las garantías de seguridad”.

Solidaridad Empresarial

La generosidad de las empresas que no cesa. En estos intensos primeros días, entidades como Coca Cola, Agromark, Aceitunas Cazorla, Pescados Moñinos (El Campello) o Alimentación Marcash de La Nucía se han ido sumando a un proyecto que no deja de crecer en aportaciones, peticiones y familias beneficiarias. Asimismo, desde el campus de la Universidad Alicante ha llegado la contribución del Club Social (Clece), desde Mutxamel los tomates de Bonnysa o desde Biar, envases para poder repartir la comida, gentileza de Moldexpan.

La empresa de transportes SEUR forma parte del proyecto desde el principio y, gracias a su inestimable colaboración, y la implicación personal de Moncho Mayo, “hemos podido llegar con rapidez a distintos puntos de la provincia para recoger donaciones y entregar alimentos”. Igualmente, la mercantil Culinaria, a través de Pablo Castejón, ha puesto a disposición de Alicante Gastronómica Solidaria su camión frigorífico para el transporte y consultoras como Visualco o Chihuahua Motel se han puesto en contacto con la organización para ofrecer sus servicios profesionales.